Camas geriátricas de segunda mano

Si estás pensando en usar una cama geriátrica para ti o para un familiar, lo más probable es que sí que sea recomendable para ti.

Una persona ágil, que no sufre dolor y no tiene problemas de movilidad no se estaría planteando su uso. Y lo cierto es que la edad no es un factor tan importante como lo son los cambios en la funcionalidad de la persona, como las dificultades para acostarse o levantarse de la cama, para la movilización en la higiene diaria o simplemente por el dolor asociado a los cambios posturales.

¿Cuándo comprar una cama geriátrica?

Las camas geriátricas son un artículo cada vez más presente en la vida diaria y los hogares de las personas mayores, ya que los nuevos modelos se alejan mucho de la idea de enorme y pesada cama hospitalaria que podíamos tener hace unos años, además de que los precios se han democratizado y cada vez valoramos más la calidad de vida.

El momento de comprar una cama geriátrica es aquel en el que la cama convencional deja de resultar cómoda para las necesidades diarias del anciano, nos dificulta sus cuidados y requiere del uso de cojines, suplementos y diversas ayudas para actividades tan sencillas como incorporarse para comer, levantarse de la cama, o cambiar de postura cuando aparece dolor o limitación articular.

La comodidad, ante todo

En el proceso de rehabilitación y cuidados de una persona anciana, tu prioridad siempre es que se encuentre lo más cómodo posible y que consiga el máximo descanso, no solo de su cuerpo, sino también de su mente.

Y es que el paciente geriátrico suele pasar muchas horas acostado, horas que podrían hacerse interminables si no descansan en la cama correcta.

Elegir la cama en función del diagnóstico

La elección de una cama geriátrica debe ser una inversión que garantice tus necesidades a corto y medio plazo.

En este sentido, si el anciano tiene un diagnóstico degenerativo, por ejemplo, será importante que consultes con su médico para anticiparte a las situaciones que podrán producirse en el futuro y optar por una cama que responda a ellas con garantías.

Las camas geriátricas de segunda mano

Si tu bolsillo no está para mucho gasto en este momento, una opción a valorar puede ser la de una cama articulada de segunda mano

Ten en cuenta que hoy en día pueden encontrarse camas con muy buenas prestaciones a precios muy asequibles, y solo tú puedes valorar si te compensa adquirirla nueva o de segunda mano.

Una cama geriátrica de buena calidad puede mantener prácticamente intactas sus prestaciones durante mucho tiempo si se le da unos mínimos cuidados. Por contra, es un artículo muy personal que muchas personas prefieren adquirir de fábrica.

Y también existe la opción de recurrir a una cama articulada manual (no eléctrica), aunque hoy en día realmente no merece la pena, ya que su manipulación con el usuario acostado puede ser peligrosa.

Características fundamentales de una cama para ancianos

Las camas articuladas para ancianos poseen unas características que van a hacer más fácil y agradable la vida de tu familiar, así como la tuya propia como cuidador o cuidadora.

  • La cama geriátrica es una cama articulada eléctrica que cuenta distintos planos articulables, de manera que simplemente apretando un botón podrás incorporar a tu familiar o anciano a cargo, lo que supone un gran alivio para él y una mayor comodidad para ti.

  • El movimiento articulado se divide en secciones, para permitir por ejemplo elevar las piernas y favorecer el retorno venoso, incorporar la cabeza para evitar el reflujo gástrico o simplemente cambiar de postura para cambiar el punto de apoyo y evitar dolores.

  • Una cama geriátrica está hecha para el cuidado de los ancianos, y por ello eliminará de su diseño todo tipo de elementos que supongan un riesgo para el anciano, tales como tornillos a la vista, esquinas u otros elementos que pudieran dañarle.

  • Según las necesidades particulares, puedes optar o no por una cama geriátrica con barandilla, ya sea esta abatible o extraíble, además de incorporar otros elementos que puedan ser necesarios tales como portagoteros, pértiga con incorporador o almohadas especiales.

  • Es interesante que valores las ventajas de una cama que incorpore ruedas, además de que el lacado del marco sea de un material específico (epoxi) para evitar la formación de óxido, ya que es frecuente que pueda mojarse durante las comidas y en los momentos de higiene personal.
  • Las camas geriátricas pueden ser o no elevables en altura, contando con lo que se denomina carro elevador. Esta funcionalidad es muy recomendable para acostarse, levantarse, facilitar la asistencia e incluso en la aplicación de terapias pero es una funcionalidad con la cuentan todos los modelos y que suele suponer un incremento importante del precio.

En definitiva, optar por una cama geriátrica no tiene ningún inconveniente, por lo que en el momento en que la edad y las limitaciones funcionales avancen, no hay motivo para que retrases su uso.

Las camas articuladas geriátricas eléctricas mejorarán tu calidad de vida, tanto si eres el usuario como si eres el cuidador, favoreciendo la comodidad y el descanso.

Te mostramos los modelos que mejores valoraciones reciben y que ofrecen la mejor relación calidad precio:

Camas articuladas geriátricas sin carro elevador

Camas geriátricas con carro elevador

Entradas relacionadas

Resumen
¿Cuándo es recomendable usar una cama geriátrica?
Nombre del artículo
¿Cuándo es recomendable usar una cama geriátrica?
Descripción
Analizamos las características de las camas geriátricas y cuándo es recomendable su uso.
Autor
Publisher Name
CamasArticuladas.shop
Publisher Logo
Ir arriba