¿Cómo evitar que un anciano se caiga de la cama?

¿Quieres saber con seguridad cómo evitar que un anciano se caiga de la cama? A nadie le gusta imaginar que un familiar que ya ha cumplido cierta edad se pueda caer y hacer daño. Por ello, hay que tener en cuenta distintas ideas y recomendaciones que evitarán que esto pueda ocurrir.

Evitar que anciano se caiga de la cama
¿Conoces las camas geriátricas?
«Las camas geriátricas están especialmente diseñadas para mejorar el descanso de las personas mayores. Por lo general son articulables para ayudarles a levantarse y acostarse, incluyen barreras opcionalmente y se les pueden añadir otros accesorios como colchones sanitarios, levantadores, etc.

Aquí te mostramos un análisis de las mejores camas geriátricas de 2022. «

Mejores sistemas para evitar que un anciano se caiga de la cama

A continuación, repasamos algunas de las mejores recomendaciones a las que puedes acceder para garantizar el descanso de la persona que lo necesite.

1. Barreras para camas

Las barreras para camas son una de las soluciones más adecuadas que se pueden instalar para proteger a los ancianos. Es una opción recomendable, sobre todo, en el caso de los mayores que pueden sufrir momentos en los que se sientan desorientados.

La desorientación puede estar producida por una enfermedad o por el efecto de una medicina, como es el caso de la benzodiacepina que tan habitual resulta. Al haber una barrera, el anciano, por muy desorientado que se encuentre, no sufrirá ninguna caída.

Barrera para evitar caídas anciano

La barrera de la cama le protegerá de caer de la misma. Algunos somieres articulados o camas articuladas ya tienen las barreras incorporadas en su estructura, mientras que, en otros casos, hay que instalarlas por separado.

2. Camas bajas

Camas bajas para reducir riesgo de caída

Son una propuesta muy segura porque se reduce al mínimo el riesgo de caída. Es un tipo de cama más parecida a los futones que están estandarizados en las culturas asiáticas.

Se elimina la altura que separa el cuerpo del suelo, por lo que no hay oportunidad de caerse. No obstante, hay que tener en mente que, si bien tiene ventajas, también cuenta con inconvenientes, sobre todo si no se instala un punto de apoyo que permita al anciano levantarse cuando llegue el momento. El esfuerzo para el levantamiento es mayor.

Existen muchas camas articuladas con sistemas de regulación de altura, bien sea con patas regulables, carro elevador o al menos que ya incorporan dos juegos de patas con dos opciones de altura.

3. Alfombra mullida

No se trata realmente de un sistema con el que evitar la caída, sino que lo que propone es intentar que la caída no suponga un problema tan grave. Si el anciano cae al suelo con este tipo de superficie, existen menos posibilidades de que llegue a sufrir daños.

Es importante recordar que este tipo de protección debería ser complementaria al uso de otros sistemas que eviten la caída y que, por otro lado, hay edades muy avanzadas en las que ya no se trata de una opción que pueda evitar cualquier daño.

Alfombrilla mullida para evitar caída

4. Alarma de cama

Alarma de cama para monitorear caídas

Los modelos más avanzados están desarrollados con la incorporación de sensores de movimiento y requieren una monitorización exhaustiva para evitar caídas.

El motivo de ello es que, desde la recepción del aviso de movimiento hasta la caída, no suele pasar mucho tiempo. Por eso, hay que actuar rápidamente y estar pendientes en todo momento de la actividad del anciano mientras descansa.

5. Flotadores tubulares

Un recurso que se ha puesto muy de moda en los últimos años y que también sirve para los niños pequeños. La idea se trata de conectar distintos flotadores tubulares, estos típicos tubos acolchados que se ponen alrededor de la cama para protegerla.

No son una mala opción, pero hay que asegurarse de hacer la instalación con cuidado para que sea segura y que no produzca ningún tipo de accidente.

Flotadores tubulares para evitar caídas

6. Camas articuladas eléctricas

Camas articulares electrónicos

Tal y como está recomendado por médicos y especialistas, este tipo de somieres articulables son la opción más recomendable a la que puedes recurrir para que descanse una persona que necesita cuidados especiales.

No solo aporta comodidad gracias a los distintos modos y posiciones en las que se puede colocar, sino que también destaca por su alto nivel de seguridad.

La cama articulada permite poner el somier en varias posiciones y alturas, de manera que la cantidad de caídas se podrá reducir de forma significativa o incluso eliminarla.

Entre los modelos más efectivos están las camas geriátricas, diseñadas de forma que emulen el tipo de cama que tienen los pacientes en los hospitales. Estas camas mejoran la circulación sanguínea, evitan problemas lumbares o de cervicales e incluso permiten que sea más fácil atender las necesidades que tienen los enfermos.

¿Te ha resultado útil este artículo?
(Votos: 2 Promedio: 5)
Ir arriba